Casa hogar Amor, Agua y Más

Día de publicación: 2022-08-10
Por: Karla Montaño


A lo largo de más de una década el hogar Amor, Agua y Más ha sido una especie de tabla de salvación para niñas y niños en riesgo.

La hermana Magui creo el espacio cuando más falta hacía en Guaymas por el incremento de casos de maltrato por eso ha sido el albergue que el DIF solía requerir  para poner en resguardo a menores abandonados o con algún problema familiar que eran retirados de sus casas.

En visitas al refugio se ha constatado la labor de las voluntarias que solo con donaciones lograron ampliar el edificio y construir otro espacio en el valle para que los infantes puedan desarrollarse cerca de la naturaleza y siempre con los cuidados de personas buenas. Lamentablemente no todo es perfecto y el fin de semana pasado se suscitó una crisis que fue resuelta con una decisión cuestionable a simple vista pero que exhibe la gran necesidad de ayuda por parte de autoridades: un grupo de menores de edad se alteraron y tres niñas fueron sacadas de sus habitaciones para dormir unos minutos en los pasillos, lo que fue grabado por personal de vigilancia asignado al lugar.

La situación no tiene defensa, es un error que fue corregido según el personal del área jurídica que también actuará contra quien tomó el video sin autorización.

Después del incidente, se puso en evidencia las dificultades que enfrentan las voluntarias para dar más seguridad a niñas, niños y adolescentes que si bien viven ahí, están bajo el resguardo legal del DIF y no pueden crecer al margen del gobierno.

En la casa hogar Amor, Agua y Más hace falta una barda o reja para proteger a infantes y no se ha podido construir por falta de recursos, pero ahora que el DIF intervino por el video de las niñas, bien harían en aportar material o hacerse  cargo de la obra que se necesita en el edificio donde habitualmente suelen resguardar a mujeres y pequeños.

Por lo demás y aunque el caso es digno de evaluación y eventualmente de algún extrañamiento, no desmerece la labor que el albergue ha hecho por años pero sí habla de la necesidad de apoyo para quienes dan esperanza, cariño y cuidados a menores de edad en riesgo y que merecen más seguridad

Ir arriba