Desviación del paso natural del agua, ahora corre hacia el bulevar Pedro G. Moreno

Día de publicación: 2022-06-30
Por: Karla Montaño


Cada administración tiene sus obras absurdas y en este naciente trienio ya construyeron la suya.

Con Lorenzo de Cima la cancha de cal y tierra en Ampliación Golfo de California fue de los trabajos más cuestionados como la pavimentación con piedras y emulsión de asfalto en la Serdán.

Llegó Sara Valle con su playa incluyente de ocho millones de pesos para ponerse a la cabeza de los escándalos por lo incomprensible de invertir tanto dinero en trabajos de mala calidad y en un lugar donde no viene al caso.

Este gobierno empezó temprano con proyectos que se ponen en duda por la mayoría de la gente y aun así se hacen para dar más problemas que soluciones y ese es el caso de la pavimentación en un tramo del bulevar Benito Juárez donde se les reconoció la rapidez para reparar un área destrozada en la que, sin razón alguna, recortaron una parte del carril pero eso no fue lo más escandaloso.

De repente las cuadrillas levantaron un muro en el exterior de una ferretería en la que hicieron jardineras con bancas para descanso de vaya usted a saber quién porque en esa parte no se paran más que los clientes del comercio que quedó protegido contra inundaciones.

La consecuencia fue la desviación del paso natural del agua que ahora corre hacia el bulevar Pedro G. Moreno con riesgo para decenas de vecinos y comercios cuya inquietud no fue escuchada en su momento hasta hoy que ya se registraron las primeras lluvias con estancamiento importante en el área que antes no presentaba peligro alguno hasta que a alguien se le ocurrió edificar una barda donde no hacía falta.

Lo que viene ahora es un movimiento de los afectados que no piden una obra magna ni inversión de millones, solo solicitan que los dejen como estaban antes del muro incómodo y que les den garantías de seguridad en esta temporada de lluvias lo cual no es mucho pedir considerando que históricamente esa zona es de paso de corriente no de inundaciones.

Por el bien de todos, más vale que la administración municipal actúe rápido y corrija su error, retirando la barda con todo y banca, antes de provocar confrontación entre civiles y sobre todo, antes que se presenten más riesgo y se dañe el patrimonio de ciudadanos que demandan solución pronta y definitiva.

Ir arriba